fbpx

Terapia Infanto Juvenil

Los niños de esta época se encuentran exigidos e interpelados de responder a las demandas de la sociedad actual con los métodos de educación centrados en el exitismo y escaso tiempo disponible para socializar. Sus padres deben responder a estas demandas sin caer en la negligencia y seguir respondiendo al mundo laboral.
En Diálogos queremos ayudarte a ser buen padre o buena madre para tu hijo, Aliviar a tu hijo y encontrar juntos la eficiencia que se requiere en el sistema actual Te proponemos un encuentro inicial para conocerlos, saber el problema y guiarlos hacia la solución.
En este espacio serás acogido y entendido para encontrar la forma de ser un buen padre o madre y responder a las necesidades de tus hijos e hijas eficientemente Contáctanos para agendar tu entrevista inicial Pasarás de tener un hijo con problemas y ser visto como mal padre/ madre a sentirte feliz y segur@ de ser el padre o madre atento a las necesidades y emociones de tu hijo, valorando la familia.

Testimonio  

Ya en el colegio los muchachos no me interesaban, era distinta a mis compañeras. Pensaba que yo no era normal. Hasta me puse un poco agresiva tratando que no se me notara. Ahora estoy en 3º Medio y llegó una compañera nueva. Me miró distinto, con unos ojos intensos, y mi respiración casi se detuvo. Hace unos meses, en una visita mía a su casa –se suponía que a estudiar-, nos besamos y tocamos desatando algo que jamás había sentido y que quisiera repetir para siempre. Me doy cuenta de que la amo. El problema es que no lo sepan en mi casa porque sería una terrible desilusión para mis padres. Hace unos días, mamá me preguntó si esa amiga pololeaba y yo me puse colorada. Le respondí que sí, pero tuve la certeza de que mamá se había dado cuenta de lo que pasaba entre nosotras.

Sentía que yo no era normal y me fui poniendo agresiva. Intenté fijarme en los compañeros del colegio, pero no pasaba nada, en cambio sí me atraía alguna niña. Seguía siendo la rara. Yo solo veía que mis padres me rechazarían si conocían mi tendencia. El hecho que nos citaran a todos y conversáramos el tema me alivió y entendí que podemos ser aceptadas a pesar de ser distintas.

Si bien en las sesiones me sentía aceptada por mis padres, no estaba segura si eso se mantendría después. Sin embargo, mis padres han conocido a mi partner y han llegado a tratarla como a una amiga mía más, sin problemas ni tensiones.
Ahora me siento contenta de ir al colegio y también en casa

solicita atención